VAROMA

#Cocción en varoma 08 abril 2018

Estas 3 partes encajan perfectamente y no tienen problemas de goteo durante la cocción como en su versión anterior de aluminio. Transmiten bien el calor y hay que tener varias cosas en cuenta a la hora de usarlo. Además el varoma encaja perfectamente sobre la tapa del vaso de tu Thermomix® , sin cubilete, por supuesto.


* Tienes dos opciones de utilización: con sus tres partes, usando la bandeja interior, o solo con la base y la tapa. Ello dependerá de lo grande que sea el alimento que pongas en la base y de tus necesidades.


* Siempre que uses el varoma necesitarás poner algún líquido en el vaso. Normalmente necesitarás 500 gr de agua para producir vapor durante 3o minutos. O lo que es lo mismo, 250gr de agua para 15 minutos de vapor o 750 gr para 45 minutos.


*  Siempre que uses el varoma tendrás que usar la Temperatura Varoma para tener un bloque de vapor constante de 100ºC, imprescindible para cocinar al vapor.


* Si vas a usar ingredientes que necesitan diferentes tiempos de cocción, deberás poner los más duros en la base o parte inferior del varoma ya que el vapor constante que produce tu máquina llegará mejor y los más blandos en la bandeja que se encuentra un poco más alejada. 


* Ten cuidado de dejar agujeros libres en la base y en la bandeja si quieres que tus alimentos se cocinen perfectamente.


* El Varoma solo funciona si está tapado, no se puede cocinar sin la tapa transparente, parece una obviedad, pero a veces os entran dudas.


Usos del varoma:


* Para cocer al vapor todo tipo de carnes, pescados, mariscos: los tiempos de cocinado dependerá del tamaño de la pieza que coloques, de la frescura… es importante que vayas comprobando el punto para que no se pasen y te queden secos, así que programa siempre unos minutos menos y por supuesto, deja tapado el alimento hasta el momento de servir  para que no pierda calor ni se reseque. Además puedes hacer dos recetas en una usando el vaso para preparar una crema como en esta receta de Plato completo al Varoma -crema y pescado con verduras- o para cocer tus mariscos, como en estos básicos Mejillones al vapor o estas albóndigas en salsa. Recuerda pincelar siempre el varoma con  aceite de oliva virgen extra para que no se peguen a este ni la carne ni el pescado. Si cocinas un pescado a la sal o vas a abrir marisco, no pongas el varoma sobre la tapadera hasta que el bloque de vapor no sea constante, es decir, hasta que el agua esté hirviendo.